Porque es fundamental tener Actitud Positiva y Optimismo en la venta


¿Alguna vez has escuchado o experimentado en tus propios pensamientos algunas de estas frases?

  • “No voy a alcanzar los resultados”
  • “Es muy difícil (imposible) que llegue a los objetivos”
  • “Este trimestre (mes) no voy a poder alcanzar las ventas requeridas”
  • “No vendo nada, la cosa esta muy mal”
  • “He perdido mi magia, antes vendía y ahora no lo logro”

Cuando los resultados no son los deseables o los previstos impacta en nuestra Actitud.

Es en esos momentos cuando podemos “culpar” de lo que pasa a las circunstancias externas:

  • “Ahora la situacion es complicada para todos, estamos en Crisis”
  • “Las empresas (o clientes) no están pensando en comprar, sino en sobrevivir”
  • “Todo el mundo lo esta pasando mal, no nos libramos nadie”
  • “Es el momento de sobrevivir, hare lo que pueda, pero ahora es muy difícil vender”

Existen miles de pensamientos propios que impactan en nuestro Optimismo.

Por eso quiero hablar de lo que entendemos por Optimismo Laboral y Actitud Positiva en el trabajo.

Llevo mas de 7 años investigando, leyendo, escuchando y trabajando con personas y empresas sobre la Actitud positiva en el trabajo

En el año 2016 empezamos mi empresa y la Universidad Francisco de Vitoria el Primer proyecto de investigación en España sobre Actitud en el trabajo.

Dos años después, con más de 1500 personas entrevistadas, y Focus Group y entrevita personales con Directivos de todo tipo de compañías y sectores,  sacamos las conclusiones de la investigación en un Articulo Publicado por la Revista Capital Humano con todo lo que estuvimos trabajando

Artículo Actitud Laboral Positiva publicado en Capital Humano (mutare.es)

La principal conclusión del estudio fue la siguiente: La Actitud se puede modificar.

Esto nos planteo un panorama donde el impacto de tener una Actitud Positiva puede cambiar la forma de plantear el trabajo y tener repercusión en los resultados.

Por eso investigamos aun más sobre que se entiende por Optimismo laboral

El optimismo en el entorno de trabajo puede ser entendido de 2 maneras:

  1. Las cosas pueden ir Bien o Mal, pero tengo recursos para afrontarlas
  2. Me vuelco en los objetivos para que las cosas salgan bien. Soy activo

El primero tiene que ver con la Resiliencia que tengo ante situaciones adversas

El segundo se centra en sacar las cosas adelante con un pensamiento positivo, pensando que las cosas van a salir bien.

El prestigioso psicólogo Schneider hablo de Hope, como Esperanza basada en la Acción para conseguir resultados, no la esperanza pasiva de que ocurra algo

La Psicología Positiva enfoca el Optimismo como una emoción de que las cosas van a salir bien.

Las empresas “quieren” contratar personas Optimistas, entendiendo por esto aquellas que no se rinden, que son constantes, que no se vienen abajo, que no se frustran y que buscan soluciones a los problemas, por muy grandes que estos parezcan.

El Optimismo visto cómo puedo superar la adversidad en lugar de la “ilusión” que pienso que todo puede salir bien.  La Resiliencia que invita a la Acción, al inconformismo.

Luego esta el componente de la importancia de la Actitud Positiva

La Actitud Laboral se puede definir como el conjunto de sentimientos y creencias que influyen en como perciben el trabajo las personas.

Se pueden distinguir tres tipos de componentes en la actitud

  1. Afectivos
  2. Cognitivos
  3. Comportamentales

La actitud influye tanto en la salud de los trabajadores, como en su motivación, en su participación y en su Compromiso.

La actitud se correlaciona con la Experiencia laboral, Inteligencia Emocional y la Autoeficacia. Cuanto más crezcan estos factores se tendrá más Actitud Positiva.

Por otra parte, una mala actitud puede reducir el interés por el trabajo, causar problemas de comunicación, y aflorar sentimientos de descontento. Todo esto puede producir resultados negativos tanto a nivel individual como en los equipos.

La Actitud Positiva en el trabajo se relaciona con mayores niveles de bienestar y realización personal.

Se divide la Actitud en dos polos que se cruzan:

  • En uno de los polos estaría la “Actitud Materialista” o de “compromiso extrínseco” donde el trabajador está comprometido con la organización por el salario, el reconocimiento público, la posición de poder, el éxito o la promoción, entre otros factores.
  • En el otro polo estaría la “Actitud post-materialista” o de “compromiso intrínseco” donde el trabajador está comprometido por el sentido del trabajo, la identidad con la organización, la creencia en sus valores o el sentido de pertenencia al proyecto.

En la parte del Comportamiento también habría dos polos:

  • En un polo estarían las personas con un comportamiento de “logro-determinación” donde el trabajador se muestra más proactivo, busca nuevas metas, intenta buscar nuevas metas, se siente más creativo y afronta las adversidades con ánimo de recuperarse y crecer.
  • En el otro polo estarían personas con comportamiento de “obligación-evitación” donde los trabajadores son más conservadores, se ciñen a los objetivos demandados, y no buscan nuevos retos.

Todo este análisis pone el Foco en lo fundamental que es desarrollar la Actitud Positiva y el Optimismo en el trabajo, y trasladarlo al mundo de la Venta.

Si somos capaces de cambiar nuestras actitudes y comportamientos, es altamente probable que cambien nuestros Resultados.

Compártelo con tú mundo

Ceo y Felicity Management de Hudipro. Empresario y Emprendedor con mas de 10 proyectos empresariales desde 1998 Experto en Actitud Positiva y Optimismo Profesor de Talento en Master de Universidad Complutense Profesor del Master de Desarrollo personal y Emprendimiento Conferenciante y Formador en temas de Actitud Laboral Director Programa Radio Humor & Co y Startups Fun

Deja un comentario

+ 26 = 31